jueves, 13 de septiembre de 2012

CURSO AGRIDULCE




             Hoy comenzamos un nuevo curso con un sabor agridulce debido a las nuevas normas para la impartición de asignaturas optativas y de modalidad establecidas por la Consejería de Educación de Castilla y León, las cuales establecen un número mínimo de alumn@s para impartirlas sin tener en cuenta las circunstancias particulares de cada centro y la existencia en los mismos de docentes especialistas que pueden impartirlas sin tener que aumentar plantilla y pudiendo ofrecer una enseñanza de calidad al alumnado, escaso sí pero ilusionado, que quiere estudiar el bachillerato de Humanidades. 

En mi caso, tras haber defendido con insistencia desde junio hasta el fin de la matrícula de septiembre, la necesidad de impartir el 1º de Bachillerato de Humanidades, el número de matriculados (tres) ha llevado a suprimir esta opción, motivo por el que sólo daré clase de Latín y Griego en 2º de Bachillerato. Esta situación no sólo ha ocurrido en nuestro centro, sino en algún otro, lo que aún arrincona más nuestras enseñanzas y obliga al alumnado a escoger otras vías de estudio menos gratas. A pesar de todo seguiré trabajando con ahínco para poder demostraros que el Latín y el Griego sí que merecen la pena y que su estudio y vuestro trabajo no es baldío.

¡Ánimo y al trabajo!





8 comentarios:

Ana Ovando dijo...

Lamento mucho esa situación, qué pena. Espero que sea una situación pasajera y puedas recuperar la opción en el próximo curso. Muchos ánimos.

Carlos Viloria dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carlos Viloria dijo...

Gracias, Ana, los ánimos y la ilusión siguen firmes.
Ad infinitum et plus ultra!

Lago de Como dijo...

Sigo con entusiasmo tus blogs y ¡no veas cómo lamento tu caso!como profesora de lenguas clásicas empatizo contigo y tu dolor es el mío.

Lago de Como dijo...

Sigo con entusiasmo tus blogs y ¡no veas cómo lamento tu caso!como profesora de lenguas clásicas empatizo contigo y tu dolor es el mío.

Álvaro P. Vilariño dijo...

Lo que no nos mata nos hará más fuertes! Tendrás que recorrer las clases de 4º a final de curso a partir de ahora...
Yo me quedé un año sin latín de 4º por confiarme, pero este año, después de la campaña correspondiente, no sólo tengo ese latín, sino que he conseguido que después de 2 años vuelva el griego a mi centro.
Ánimo y a pensar en recuperarlo el año que viene!

Mertxu Ovejas dijo...

Leo ,con algunos días de retraso, está noticia que tanto me entristece. Hace unos años que a mí me sucedio lo mismo y, tras unos momentos de ira, fustración y tristeza, decidí dejar de llorar y me puse "las pilas".
Y si bien vivo siempre en la cuerda floja, he de decirte que con este ya son tres los cursos con latín y griego en 1º. Así que:ánimo,que lo conseguiras, esto solo es pasajero.
Un gran abrazo.

Carlos Viloria dijo...

Gracias a tod@s por los ánimos, se agradecen mucho, aunque el problema fundamental es el poquísimo alumnado que tenemos en 4º de la ESO que siga los estudios de Bachillerato y encima hay que repartirlo entre las diversas modalidades. Pero como decís el trabajo, el tesón y la propaganda activa espero que sirvan para levantar de nuevo nuestras materias, a las que parece que todavía desean hundirlas más.

GRATIAS PLURIMAS OMNIBUS AGO!